¿Cómo te llamas?

Posted

Los nombres y apellidos de los sefardíes esconden muchos sentidos, pero en general su selección es más lógica de lo que podríamos suponer...

Los sefardíes ponen a sus hijos el nombre de los abuelos que están vivos. Así en un árbol genealógico sefardí se puede encontrar el mismo nombre una generación por medio. Leyendo la historia de España a veces no se sabe quién murió y quién sigue vivo. ¿Será el abuelo o el nieto? Otras veces se puede encontrar al hijo con el mismo nombre que el padre, pero es una costumbre cristiana que se encuentra entre los sefardies después que dejaron España a partir del decreto de la Inquisición.

Entre los apellidos de judíos españoles es fácil reconocer oficios designados en árabe o en hebreo como:

Amzalag : joyero
Saban : jabonero
Nagar : carpintero
Haddad : herrero
Hakim : medico

Profesiones relacionadas con la sinagoga, como:

Hazan : cantor
Melamed : maestro
Dayan : juez

Títules honorables, como :

Navon : sabio
Moreno : maestro nuestro
Gabay : oficial

El popular apellido Peres, muchas veces escrito Pérez, no es un apellido de origen español sino la palabra hebrea que designa los capítulos de la Torah.

Muchos apellidos españoles adquirieron pronunciación ashkenazi en Polonia como, por ejemplo, Castelanksi, Luski (que viene de Huesca, en España). O tomaron como apellido Spanier (español), Fremder (extraño),o Auslander (extranjero).
Muchas abuelas polacas se llaman Sprintze. ¿De dónde viene ese nombre? ¿Qué significa?
Pensad que en hebreo no se escriben las vocales, así que es un nombre que se escribe con letras hebreas SPRNZ, en polaco se lee Sprintze, pero ¿cómo lo leeríamos si le pusiéramos vocales? en español sería Esperanza, que escrito en hebreo y leído en polaco resultó Sprintze.
Hay muchas historias sobre los cambios de apellidos. Durante las conversiones forzosas en España y Portugal muchos judíos se convirtieron adoptando nuevos apellidos, que las parroquias elegían para "cristianos nuevos" como Salvador o Santa Cruz.

Otros tomaron el apellido de sus padrinos cristianos. Más tarde, al huir a Holanda, América o al Imperio Turco, volvieron a la religión judía sin perder su nuevo apellido. Así aparecieron apellidos como Díaz, Herrera, Roca, Fernández, Silva, López o Pereira.
Otro cambio de apellidos lo causaron las guerras, la gente perdió o quiso perder sus documentos y conseguían un pasaporte con algún apellido que no denunciara su origen, para cruzar a salvo una frontera o escapar del servicio militar

A veces los empleados de Aduana, otras el mismo inmigrante que no sabía español, lo escribían mal. Por eso muchos integrantes de la misma familia tienen apellidos similares en sonidos pero escritos con diferente grafía. Además en Polonia la mujer tenía un apellido diferente al varón, terminaba en "ska" en lugar de "ski" pues indicaba el género.

This entry was posted on 3 ene. 2010 at domingo, enero 03, 2010 . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

0 COMENTARIOS

Publicar un comentario en la entrada